Información

¿Por qué algunos glóbulos blancos tienen núcleos lobulados?

¿Por qué algunos glóbulos blancos tienen núcleos lobulados?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Varios tipos de glóbulos blancos (por ejemplo, neutrófilos) tienen núcleos lobulados. ¿Es esto por una razón funcional? He visto a personas referirse a diferencias estructurales en los lóbulos como indicativos de problemas, pero no he podido encontrar por qué los núcleos se forman en lóbulos en primer lugar. ¿Se sabe esto?


¿Por qué algunos glóbulos blancos tienen núcleos lobulados? - biología


Con la lente de objetivo de 10X, puede ver las células individuales y distinguir entre los glóbulos rojos y los blancos. Incluso puede ver las plaquetas si sabe qué buscar. Las plaquetas en esta imagen son muy tenues, pero puede verlas en la imagen de abajo.

La mayoría de las células que ve aquí son eritrocitos o glóbulos rojos. Son pequeños y no tienen núcleo. Son delgadas en el medio y parecen rosquillas rojas en esta imagen. Los leucocitos (glóbulos blancos) son más grandes que los glóbulos rojos y tienen núcleos que se tiñen de color púrpura oscuro. Muchos de los glóbulos blancos tienen núcleos segmentados, lo que significa que el núcleo está pellizcado en dos o más partes más pequeñas que aún están conectadas entre sí (algo así como cuando giras uno de esos globos largos para hacer una escultura). ¿Puedes encontrar el glóbulo blanco en esta imagen? Su núcleo tiene dos segmentos.


Los glóbulos rojos en esta imagen están apilados uno encima del otro. ¡Lo incluimos para mostrarle cómo se ve una mancha inaceptable! Pero tiene la ventaja de incluir dos tipos de glóbulos blancos diferentes al que se ve en la imagen de arriba. El leucocito de la izquierda tiene muchos gránulos muy oscuros en su citoplasma. Los gránulos son tan oscuros que no se puede ver el núcleo. El leucocito de la derecha tiene un núcleo de dos lóbulos y gránulos de color naranja rojizo en su citoplasma. Consulte su libro de texto para averiguar cuáles son.


¿Qué es Palmately lobuladas?

Pinnado lobuladas las hojas tienen los lóbulos dispuestos a ambos lados de un eje central como una pluma. Palmately lobulado las hojas tienen los lóbulos que se extienden radialmente desde un punto, como los dedos de una mano. Hojas divididas en folíolos individuales. Los folíolos se distinguen de las hojas porque no hay brotes en la base.

Posteriormente, la pregunta es, ¿qué es una hoja lobulada? Sustantivo. 1. hoja lobulada - a hoja tener márgenes profundamente sangrados. follaje, hoja, follaje - el principal órgano de fotosíntesis y transpiración en plantas superiores.

De esta manera, ¿qué es lobulado?

que tiene un lóbulo o lóbulos lobulados. Botánica. (de una hoja) que tiene lóbulos o divisiones que se extienden menos de la mitad hasta el centro de la base.

¿Qué aspecto tiene una hoja lobulada?

Hojas lobuladas tienen proyecciones redondeadas o puntiagudas distintivas, mientras que no tienen lóbulos las hojas hacen no. Algunos hojas lobuladas son pinnadas, lo que significa que los lóbulos están ubicados a lo largo de un eje central, mientras que otros son palmeados, lo que significa que irradian desde un solo punto.


Contenido

El nombre "glóbulo blanco" se deriva del aspecto físico de una muestra de sangre después de la centrifugación. Los glóbulos blancos se encuentran en el anteojo Saco, una capa delgada, típicamente blanca, de células nucleadas entre los glóbulos rojos sedimentados y el plasma sanguíneo. El término científico leucocito refleja directamente su descripción. Se deriva de las raíces griegas. leuk- que significa "blanco" y cyt- que significa "celda". La capa leucocitaria a veces puede ser verde si hay grandes cantidades de neutrófilos en la muestra, debido a la enzima mieloperoxidasa que contiene hemo que producen.

Visión general

Todos los glóbulos blancos están nucleados, lo que los distingue de los glóbulos rojos anucleados y las plaquetas. Los tipos de leucocitos se pueden clasificar de forma estándar. Dos pares de categorías más amplias los clasifican por estructura (granulocitos o agranulocitos) o por linaje celular (células mieloides o células linfoides). Estas categorías más amplias se pueden dividir en cinco tipos principales: neutrófilos, eosinófilos, basófilos, linfocitos y monocitos. [2] Estos tipos se distinguen por sus características físicas y funcionales. Los monocitos y neutrófilos son fagocíticos. Se pueden clasificar otros subtipos.

Los granulocitos se distinguen de los agranulocitos por la forma de su núcleo (lobulado frente a redondo, es decir, polimorfonuclear frente a mononuclear) y por sus gránulos de citoplasma (presentes o ausentes, o más precisamente, visibles al microscopio óptico o no así visibles). La otra dicotomía es por linaje: las células mieloides (neutrófilos, monocitos, eosinófilos y basófilos) se distinguen de las células linfoides (linfocitos) por el linaje hematopoyético (linaje de diferenciación celular). [6] Los linfocitos se pueden clasificar además como células T, células B y células asesinas naturales.

    : libera anticuerpos y ayuda a la activación de las células T:
      + Células Th (T colaboradoras): activan y regulan las células T y B + Células T citotóxicas: células tumorales e infectadas por virus. : puente entre las respuestas inmunes innatas y adaptativas fagocitosis: devuelve el funcionamiento del sistema inmunológico al funcionamiento normal después de que la infección previene la autoinmunidad

    Neutrófilos

    Los neutrófilos son los glóbulos blancos más abundantes, constituyen el 60-70% de los leucocitos circulantes, [4] e incluyen dos subpoblaciones funcionalmente desiguales: los que matan los neutrófilos y los que cargan los neutrófilos. Se defienden de infecciones bacterianas o fúngicas. Por lo general, son los primeros en responder a las infecciones microbianas, su actividad y muerte en grandes cantidades forman pus. Se les conoce comúnmente como leucocitos polimorfonucleares (PMN), aunque, en el sentido técnico, PMN se refiere a todos los granulocitos. Tienen un núcleo multilobulado, que consta de tres a cinco lóbulos conectados por hebras delgadas. [9] Esto le da a los neutrófilos la apariencia de tener múltiples núcleos, de ahí el nombre de leucocitos polimorfonucleares. El citoplasma puede verse transparente debido a los gránulos finos que son de color lila pálido cuando se tiñen. Los neutrófilos son activos en la fagocitación de bacterias y están presentes en gran cantidad en el pus de las heridas. Estas células no pueden renovar sus lisosomas (utilizados para digerir microbios) y mueren después de haber fagocitado algunos patógenos. [10] Los neutrófilos son el tipo de célula más común que se observa en las primeras etapas de la inflamación aguda. Se ha informado mediante diferentes enfoques que la vida media de los neutrófilos humanos inactivados en la circulación es de entre 5 y 135 horas. [11] [12]

    Eosinófilos

    Los eosinófilos componen alrededor del 2-4% del total de WBC. Este recuento fluctúa a lo largo del día, estacionalmente y durante la menstruación. Aumenta en respuesta a alergias, infecciones parasitarias, enfermedades del colágeno y enfermedades del bazo y del sistema nervioso central. Son raros en la sangre, pero numerosos en las membranas mucosas de las vías respiratoria, digestiva y urinaria inferior. [9]

    Se ocupan principalmente de las infecciones parasitarias. Los eosinófilos también son las células inflamatorias predominantes en las reacciones alérgicas. Las causas más importantes de eosinofilia incluyen alergias como asma, fiebre del heno y urticaria y también infecciones parasitarias. Secretan sustancias químicas que destruyen estos grandes parásitos, como los anquilostomas y las tenias, que son demasiado grandes para que cualquier leucocito los fagocite. En general, su núcleo es bilobulado. Los lóbulos están conectados por una hebra delgada. [9] El citoplasma está lleno de gránulos que asumen un característico color rosa anaranjado con tinción con eosina.

    Basófilo

    Los basófilos son los principales responsables de la respuesta alérgica y antigénica al liberar la histamina química que provoca la dilatación de los vasos sanguíneos. Debido a que son los glóbulos blancos más raros (menos del 0,5% del recuento total) y comparten propiedades fisicoquímicas con otras células sanguíneas, son difíciles de estudiar. [13] Se pueden reconocer por varios gránulos de color violeta oscuro, gruesos, que les dan un tono azul. El núcleo es bilobulado o trilobulado, pero es difícil de ver debido a la cantidad de gránulos gruesos que lo ocultan.

    Excretan dos sustancias químicas que ayudan en las defensas del cuerpo: histamina y heparina. La histamina es responsable de ensanchar los vasos sanguíneos y aumentar el flujo de sangre al tejido lesionado. También hace que los vasos sanguíneos sean más permeables para que los neutrófilos y las proteínas de la coagulación puedan ingresar al tejido conectivo más fácilmente. La heparina es un anticoagulante que inhibe la coagulación de la sangre y promueve el movimiento de los glóbulos blancos hacia un área. Los basófilos también pueden liberar señales químicas que atraen eosinófilos y neutrófilos a un sitio de infección. [9]

    Linfocito

    Los linfocitos son mucho más comunes en el sistema linfático que en la sangre. Los linfocitos se distinguen por tener un núcleo profundamente teñido que puede tener una ubicación excéntrica y una cantidad relativamente pequeña de citoplasma. Los linfocitos incluyen:

      producen anticuerpos que pueden unirse a patógenos, bloquear la invasión de patógenos, activar el sistema del complemento y mejorar la destrucción de patógenos. :
        + Células T auxiliares: las células T que muestran el co-receptor CD4 se conocen como células T CD4 +. Estas células tienen receptores de células T y moléculas CD4 que, en combinación, se unen a péptidos antigénicos presentados en moléculas de clase II del complejo principal de histocompatibilidad (MHC) en células presentadoras de antígenos. Las células T colaboradoras producen citocinas y realizan otras funciones que ayudan a coordinar la respuesta inmunitaria. En la infección por VIH, estas células T son el índice principal para identificar la integridad del sistema inmunológico del individuo. + Células T citotóxicas: las células T que muestran el correceptor CD8 se conocen como células T CD8 +. Estas células se unen a antígenos presentados en el complejo MHC I de células tumorales o infectadas por virus y las matan. Casi todas las células nucleadas presentan MHC I. poseen un receptor de células T alternativo (diferente del αβ TCR que se encuentra en las células T CD4 + y CD8 + convencionales). Las células T γδ, que se encuentran en los tejidos con más frecuencia que en la sangre, comparten características de las células T colaboradoras, las células T citotóxicas y las células asesinas naturales.

      Monocitos

      Los monocitos, el tipo más grande de glóbulos blancos, comparten la función de "aspiradora" (fagocitosis) de los neutrófilos, pero tienen una vida mucho más larga ya que tienen una función adicional: presentan fragmentos de patógenos a las células T para que los patógenos puedan ser reconocidos nuevamente y delicado. Esto provoca que se monte una respuesta de anticuerpos. Los monocitos finalmente abandonan el torrente sanguíneo y se convierten en macrófagos tisulares, que eliminan los restos de células muertas y atacan a los microorganismos. Los neutrófilos no pueden tratar eficazmente ni los restos de células muertas ni los microorganismos atacantes. A diferencia de los neutrófilos, los monocitos pueden reemplazar su contenido lisosómico y se cree que tienen una vida activa mucho más larga. Tienen el núcleo en forma de riñón y típicamente están agranulados. También poseen abundante citoplasma.

      Algunos leucocitos migran a los tejidos del cuerpo para establecer una residencia permanente en ese lugar en lugar de permanecer en la sangre. A menudo, estas células tienen nombres específicos según el tejido en el que se asientan, como los macrófagos fijos en el hígado, que se conocen como células de Kupffer. Estas células todavía cumplen una función en el sistema inmunológico.

      Las dos categorías comúnmente utilizadas de trastornos de los glóbulos blancos los dividen cuantitativamente en los que causan un número excesivo (trastornos proliferativos) y los que causan un número insuficiente (leucopenias). [14] La leucocitosis suele ser saludable (p. Ej., Combatir una infección), pero también puede ser disfuncionalmente proliferativa. Los trastornos proliferativos de leucocitos se pueden clasificar como mieloproliferativos y linfoproliferativos. Algunos son autoinmunes, pero muchos son neoplásicos.

      Otra forma de categorizar los trastornos de los glóbulos blancos es cualitativamente. Hay varios trastornos en los que la cantidad de glóbulos blancos es normal pero las células no funcionan con normalidad. [15]

      La neoplasia de los glóbulos blancos puede ser benigna, pero a menudo es maligna. De los diversos tumores de la sangre y la linfa, los cánceres de leucocitos pueden clasificarse en términos generales como leucemias y linfomas, aunque esas categorías se superponen y, a menudo, se agrupan en pares.

      Leucopenias

      Diversos trastornos pueden provocar una disminución de los glóbulos blancos. Este tipo de glóbulos blancos disminuidos suele ser el neutrófilo. En este caso, la disminución puede denominarse neutropenia o granulocitopenia. Con menos frecuencia, se puede observar una disminución de los linfocitos (llamada linfocitopenia o linfopenia). [14]

      Neutropenia

      La neutropenia puede ser adquirida o intrínseca. [16] Una disminución en los niveles de neutrófilos en las pruebas de laboratorio se debe a una menor producción de neutrófilos o una mayor eliminación de la sangre. [14] La siguiente lista de causas no está completa.

      • Medicamentos: quimioterapia, sulfas u otros antibióticos, fenotiazenos, benzodiazepinas, antitiroides, anticonvulsivos, quinina, quinidina, indometacina, procainamida, tiazidas.
      • Radiación
      • Toxinas: alcohol, bencenos
      • Trastornos intrínsecos: neutropenia cíclica de Fanconi, de Kostmann, Chédiak-Higashi
      • Disfunción inmunológica: trastornos del colágeno, SIDA, artritis reumatoide.
      • Disfunción de las células sanguíneas: anemia megaloblástica, mielodisplasia, insuficiencia de la médula ósea, reemplazo de la médula ósea, leucemia aguda
      • Cualquier infección importante
      • Varios: inanición, hiperesplenismo

      Los síntomas de la neutropenia están asociados con la causa subyacente de la disminución de neutrófilos. Por ejemplo, la causa más común de neutropenia adquirida es inducida por fármacos, por lo que un individuo puede tener síntomas de sobredosis o toxicidad por medicamentos. El tratamiento también está dirigido a la causa subyacente de la neutropenia. [17] Una consecuencia grave de la neutropenia es que puede aumentar el riesgo de infección. [15]

      Linfocitopenia

      Definido como un recuento total de linfocitos por debajo de 1.0x10 9 / L, las células más comúnmente afectadas son las células T CD4 +. Al igual que la neutropenia, la linfocitopenia puede ser adquirida o intrínseca y existen muchas causas. [15] Esta no es una lista completa.

      • Inmunodeficiencia heredada: inmunodeficiencia combinada grave, inmunodeficiencia común variable, ataxia-telangiectasia, síndrome de Wiskott-Aldrich, inmunodeficiencia con enanismo de extremidades cortas, inmunodeficiencia con timoma, deficiencia de nucleósido fosforilasa de purina, polimorfismo genético
      • Disfunción de las células sanguíneas: anemia aplásica
      • Enfermedades infecciosas: virales (SIDA, SARS, encefalitis del Nilo Occidental, hepatitis, herpes, sarampión, otras), bacterianas (TB, tifoidea, neumonía, rickettsiosis, ehrlichiosis, sepsis), parasitarias (fase aguda de la malaria)
      • Medicamentos: quimioterapia (terapia con globulina antilinfocítica, alemtuzumab, glucocorticoides)
      • Radiación
      • Cirujía importante
      • Varios: ECMO, trasplante de riñón o médula ósea, hemodiálisis, insuficiencia renal, quemaduras graves, enfermedad celíaca, pancreatitis aguda grave, sarcoidosis, enteropatía por pérdida de proteínas, ejercicio extenuante, carcinoma
      • Disfunción inmunológica: artritis, lupus eritematoso sistémico, síndrome de Sjögren, miastenia gravis, vasculitis sistémica, síndrome similar a Behcet, dermatomiositis, granulomatosis con poliangeítis
      • Nutricional / Dietético: trastorno por consumo de alcohol, deficiencia de zinc

      Al igual que la neutropenia, los síntomas y el tratamiento de la linfocitopenia se dirigen a la causa subyacente del cambio en el recuento de células.

      Trastornos proliferativos

      Un aumento en la cantidad de glóbulos blancos en circulación se llama leucocitosis. [14] Este aumento se debe con mayor frecuencia a la inflamación. [14] Hay cuatro causas principales: aumento de la producción en la médula ósea, aumento de la liberación del almacenamiento en la médula ósea, disminución de la adherencia a las venas y arterias, disminución de la absorción por los tejidos. [14] La leucocitosis puede afectar una o más líneas celulares y puede ser neutrofílica, eosinofílica, basofílica, monocitosis o linfocitosis.

      Neutrofilia

      La neutrofilia es un aumento en el recuento absoluto de neutrófilos en la circulación periférica. Los valores sanguíneos normales varían según la edad. [15] La neutrofilia puede ser causada por un problema directo con las células sanguíneas (enfermedad primaria). También puede ocurrir como consecuencia de una enfermedad subyacente (secundaria). La mayoría de los casos de neutrofilia son secundarios a la inflamación. [17]

      • Condiciones con neutrófilos que funcionan normalmente: neutrofilia hereditaria, neutrofilia idiopática crónica (mielógena crónica (LMC)) y otros trastornos mieloproliferativos [18]

      Eosinofilia

      Se considera que un recuento de eosinófilos normal es inferior a 0,65 × 10 9 / L. [15] Los recuentos de eosinófilos son más altos en los recién nacidos y varían con la edad, el tiempo (más bajo por la mañana y más alto por la noche), el ejercicio, el medio ambiente y la exposición a alérgenos. [15] La eosinofilia nunca es un hallazgo normal de laboratorio. Siempre se deben hacer esfuerzos para descubrir la causa subyacente, aunque es posible que no siempre se encuentre la causa. [15]

      El recuento completo de glóbulos es un panel de sangre que incluye el recuento total de leucocitos y el diferencial de glóbulos blancos, un recuento de cada tipo de glóbulo blanco. Los rangos de referencia para los análisis de sangre especifican los recuentos típicos en personas sanas.

      TLC- (Recuento total de leucocitos): la TLC normal en una persona adulta es de 6000 a 8000 WBC / mm ^ 3 de sangre.

      DLC- (Recuento diferencial de leucocitos): Número / (%) de diferentes tipos de leucocitos por mm cúbico. de sangre.

      A continuación se muestran los rangos de referencia en sangre para varios tipos de leucocitos / glóbulos blancos. [19]


      Hipersegmentado

      Los neutrófilos tienen naturalmente tres o cuatro lóbulos nucleares, pero hay casos en los que pueden tener más. Los estudios han demostrado que las personas que no tienen suficiente vitamina B12 o ácido fólico tienen neutrófilos hipersegmentados, lo que significa que los neutrófilos tienen más de cuatro lóbulos en el núcleo.

      Se hizo una observación similar en personas que no tenían suficiente hierro en sus cuerpos. La falta de hierro conduce a la anemia, que provoca una sensación de debilidad en el cuerpo. La revista "Pediatric Hematology and Oncology" informó que el 81 por ciento de los niños con deficiencia de hierro tenían neutrófilos hipersegmentados. Entre los niños sanos, solo el 9 por ciento tenía neutrófilos hipersegmentados.


      ¿Por qué algunos glóbulos blancos tienen núcleos lobulados? - biología

      VALORES PARA LAS CÉLULAS SANGUÍNEAS


      Este granulocito tiene gránulos de tinción ligera muy pequeños (los gránulos son muy difíciles de ver). El núcleo es frecuentemente multilobulado con lóbulos conectados por finas hebras de material nuclear. Estas células son capaces de fagocitar células extrañas, toxinas y virus.
      Al tomar un recuento diferencial de leucocitos de sangre normal, este tipo de célula sería el más numeroso. Normalmente, los neutrófilos representan el 50-70% de todos los leucocitos. Si el recuento supera esta cantidad, la causa suele deberse a una infección aguda como apendicitis, viruela o fiebre reumática. Si el recuento es considerablemente menor, puede deberse a una infección viral como influenza, hepatitis o rubéola.


      Este granulocito tiene gránulos grandes (A) que son acidófilos y aparecen rosados ​​(o rojos) en una preparación teñida. Esta micrografía se realzó en color para ilustrar esta característica. El núcleo a menudo tiene dos lóbulos conectados por una banda de material nuclear. (¿Parece un auricular de teléfono?) Los gránulos contienen enzimas digestivas que son particularmente efectivas contra gusanos parásitos en su forma larvaria. Estas células también fagocitan complejos antígeno-anticuerpo.

      Estas células representan menos del 5% de los WBC. Los aumentos por encima de esta cantidad pueden deberse a enfermedades parasitarias, asma bronquial o fiebre del heno. La eosinopenia puede ocurrir cuando el cuerpo está muy estresado.

      BASÓFIL

      Los gránulos basófilos de esta célula son grandes, se tiñen de azul oscuro a violeta y, a menudo, son tan numerosos que enmascaran el núcleo. Estos gránulos contienen histaminas (causan vasodilatación) y heparina (anticoagulante).

      En un recuento diferencial de leucocitos rara vez los vemos, ya que representan menos del 1% de todos los leucocitos. Si el recuento mostró un número anormalmente alto de estas células, la causa puede ser anemia hemolítica o varicela.
      LINFOCITOS


      El linfocito es una célula agranular con un citoplasma muy claro que se tiñe de azul pálido. Su núcleo es muy grande para el tamaño de la célula y se tiñe de color púrpura oscuro. (Observe que el núcleo casi llena la célula dejando un borde muy delgado de citoplasma). Esta célula es mucho más pequeña que los tres granulocitos (que son todos aproximadamente del mismo tamaño). Estas células juegan un papel importante en nuestra respuesta inmunológica. Los linfocitos T actúan contra las células infectadas por virus y las células tumorales. Los linfocitos B producen anticuerpos.

      Este es el segundo leucocito más numeroso y representa el 25-35% de las células contadas en un recuento diferencial de leucocitos. Cuando el número de estas células excede la cantidad normal, se podría sospechar una mononucleosis infecciosa o una infección crónica. Los pacientes con SIDA vigilan cuidadosamente su nivel de células T, un indicador de la actividad del virus del SIDA.
      MONOCITO

      Esta célula es la más grande de los leucocitos y es agranular. El núcleo suele tener forma de "U" o de frijol; el citoplasma es abundante y de color azul claro (más azul de lo que ilustra esta micrografía). Estas células abandonan el torrente sanguíneo (diapédesis) para convertirse en macrófagos. Como monocitos o macrófagos, estas células son fagocíticas y defienden al cuerpo contra virus y bacterias.

      Estas células representan el 3-9% de todos los leucocitos. En personas con malaria, endocarditis, fiebre tifoidea y fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, el número de monocitos aumenta.
      ERITROCITO


      Las células de fondo en esta micrografía son eritrocitos (glóbulos rojos). Estas células son discos bicóncavos no nucleados que están llenos de hemoglobina. La función principal de estas células es transportar oxígeno desde los pulmones a las células del cuerpo.
      Las mujeres suelen tener 4-5 millones de eritrocitos por milímetro cúbico de sangre, los hombres tienen 5-6 millones. Si este número es considerablemente más alto, la policitemia puede ser la causa. Si el número es considerablemente menor, la persona tiene anemia.


      La anemia de células falciformes es una afección hereditaria que provoca la malformación de algunos eritrocitos. El gen de esta afección hace que la hemoglobina se forme incorrectamente, lo que a su vez hace que algunos eritrocitos adopten una forma de media luna. Estas células no pueden transportar cantidades adecuadas de oxígeno a las células.
      TROMBOCITOS - PLAQUETAS


      Las plaquetas, que son fragmentos de células, se ven junto a las "t" de arriba. (Muchas de las otras micrografías de esta página también las contienen). Las plaquetas son importantes para la correcta coagulación de la sangre.
      Cada milímetro cúbico de sangre debe contener entre 250.000 y 500.000 de estos. Si el número es demasiado alto, puede producirse una coagulación espontánea. Si el número es demasiado bajo, es posible que la coagulación no se produzca cuando sea necesario.


      ¿Por qué algunos glóbulos blancos tienen núcleos lobulados? - biología

      La sangre proporciona un mecanismo por el cual los nutrientes, gases y desechos pueden transportarse por todo el cuerpo. Consiste en una serie de células suspendidas en un medio fluido conocido como plasma. Suero se refiere al plasma después de que se han eliminado los factores de coagulación y la fibrina.

      Frotis de sangre periférica

      Las células de la sangre son importantes porque son una población fácilmente accesible cuya morfología, bioquímica y ecología pueden dar indicaciones del estado general de un paciente o pistas para el diagnóstico de la enfermedad. Por esta razón, el hemograma completo (CBC) y el recuento diferencial de glóbulos blancos se utilizan de forma rutinaria en la medicina clínica. Es muy importante poder reconocer las células sanguíneas normales y distinguir las células patológicas de las variantes normales.

      La identificación de los elementos sanguíneos se basa principalmente en observaciones de la presencia o ausencia de un núcleo y gránulos citoplasmáticos. Otras características útiles son el tamaño celular, el tamaño y la forma del núcleo, el aspecto de la cromatina y la tinción citoplásmica. El cuadro al final de esta sección explica qué buscar en el esfuerzo por identificar las células componentes de un frotis de sangre.

      Célula componente del frotis de sangre

      Se crea un frotis de sangre colocando una gota de sangre cerca del extremo de un portaobjetos de microscopio de vidrio limpio. Otro portaobjetos se sostiene en ángulo, se retrocede hacia la gota y luego se arrastra suavemente hacia adelante para extender la película de sangre a lo largo del portaobjetos. Luego, la sangre debe fijarse, teñirse y lavarse.

      Cuando vea un frotis de sangre preparado adecuadamente de un individuo sano, hay varias poblaciones de células que notará. Tenga en cuenta que todas estas son células maduras. La siguiente sección discutirá la identificación de las células inmaduras de la médula ósea.

      • Los eritrocitos o glóbulos rojos son, con mucho, el tipo de célula predominante en el frotis de sangre. Son células eosinofílicas anucleadas, no granuladas, de forma uniforme (discos bicóncavos) y tamaño (7,2 micrones). Los glóbulos rojos tienen una concavidad central que parece pálida bajo el microscopio óptico. Estas células contienen hemoglobina y son responsables del transporte y suministro de oxígeno. Los eritrocitos tienen una vida útil de 120 días.
      • Los reticulocitos son glóbulos rojos inmaduros que se liberan de la médula ósea. Maduran en eritrocitos después de 1 a 2 días en la sangre periférica. Debe haber aproximadamente un reticulocito por cada 100 glóbulos rojos en un frotis de sangre normal. Estas células se tiñen con un tinte azul claro porque todavía tienen orgánulos que contienen ARN como los ribosomas libres.
      • Los trombocitos, o plaquetas, son los elementos más pequeños de la sangre y son responsables de la formación de coágulos a través de una cascada compleja y altamente regulada que estudiarás en Fisiología e Inmunobiología. Las plaquetas miden entre 2 y 5 micrones de diámetro y aparecen ovoides y anucleadas con gránulos de color púrpura.
      • Los leucocitos, o glóbulos blancos, son células del sistema inmunológico que están presentes tanto en la sangre como en el líquido intersticial. Debe haber aproximadamente 1 leucocito por cada 1000 glóbulos rojos. Se pueden clasificar en dos grupos según su patrón nuclear y la presencia de gránulos citoplasmáticos.

      Los leucocitos monomorfonucleares son células con núcleos redondos no lobulados. Estos incluyen:

      • Linfocitos pequeños, que son aproximadamente del mismo tamaño que los eritrocitos y tienen núcleos profundamente teñidos con un borde delgado de citoplasma. Esta población incluye tanto células B como células T.
      • Linfocitos grandes, que parecen similares a los linfocitos pequeños, pero con núcleos más grandes y una mayor cantidad de citoplasma. Esta población también incluye tanto células B como células T. Los recuentos de linfocitos aumentan en respuesta a infecciones virales.
      • Monocitos, que son más grandes que los linfocitos y tienen núcleos menos claramente delimitados que generalmente no están centrados en la célula. Estos núcleos tienen forma de herradura y el citoplasma contiene finos gránulos que le dan un color gris fangoso. Estos gránulos contienen enzima lisosomal y peroxidasa. Los monocitos son células fagocíticas que son importantes en la respuesta inflamatoria. Son los precursores de los macrófagos tisulares que estudiaste en el Laboratorio de Tejido Conectivo.

      Los leucocitos polimorfonucleares son células con núcleos lobulados y gránulos citoplasmáticos. Si bien estas células comparten los mismos gránulos primarios (inespecíficos) o azurófilos, se nombran según las características de sus gránulos secundarios (específicos).

      • Los neutrófilos son, con mucho, los leucocitos más numerosos. Se caracterizan por un núcleo que está segmentado en tres a cinco lóbulos que están unidos por hebras delgadas. El citoplasma de los neutrófilos se tiñe de un rosa pálido. Sus gránulos primarios contienen hidrolasas ácidas y proteínas catiónicas, y sus gránulos secundarios contienen una variedad de sustancias antimicrobianas que se utilizan para destruir las bacterias que fagocitan durante la respuesta inflamatoria aguda.
      • Los eosinófilos son más grandes que los neutrófilos y se distinguen por grandes gránulos rojos o anaranjados de tamaño uniforme. Estos gránulos contienen la principal proteína básica, que se libera para matar organismos demasiado grandes para fagocitarlos, como parásitos y helmintos (gusanos).
      • Los basófilos son de tamaño intermedio entre los neutrófilos y los eosinófilos y tienen núcleos simples o bilobulados. Contienen muchos gránulos gruesos de color púrpura que pueden variar en tamaño o forma. Estos gránulos contienen histamina, que se libera para provocar una respuesta vasoactiva en las reacciones de hipersensibilidad, y heparina, que es un anticoagulante. Los basófilos no son fagocíticos.

      Células componentes de un frotis de médula ósea

      Mientras que el frotis de sangre periférica indica el estado de las células sanguíneas maduras, el frotis de médula ósea se puede utilizar para evaluar el proceso de hematopoyesis o formación de células sanguíneas.

      La médula ósea activa parece muy celular. La mayoría de las células en desarrollo se convertirán en eritrocitos, que confieren un color rojo a la médula. Por esta razón, la médula ósea activa también se conoce como médula ósea roja. Con el tiempo, la médula ósea se vuelve menos activa y aumenta su contenido de grasa. Luego se le conoce como médula ósea amarilla.

      Una vez más, hay varias características importantes a tener en cuenta al visualizar un frotis de médula ósea. Éstos incluyen:

      • Tamaño de la celda
      • Relación de volumen de citoplasma a núcleo
      • Forma del núcleo
      • Grado de condensación de cromatina
      • Presencia o ausencia de nucléolos
      • Tinción citoplásmica
      • Presencia de gránulos citoplasmáticos

      La célula blástica es una célula madre pluripotente de la que se originan eritrocitos, granulocitos y linfocitos. Los eritrocitos se desarrollan a partir de eritroblastos, granulocitos de mieloblastos y linfocitos de linfoblastos. Sin embargo, todas estas células parecen idénticas: son grandes con núcleos redondos u ovoides, una membrana nuclear distinta, nucléolos visibles y un citoplasma azul abundante. A medida que las células blásticas se diferencian, las células resultantes pueden asignarse a una línea celular particular.

      La eritropoyesis es el desarrollo de glóbulos rojos. Hay varios pasos reconocibles en este linaje:

      • El eritroblasto se convierte en un proeritroblasto, que es solo un poco más pequeño que el blasto, pero tiene un citoplasma más basófilo.
      • El eritroblasto basófilo se forma cuando el proeritroblasto pierde su nucleolo. Estas células son mucho más pequeñas que las células blásticas y tienen un citoplasma intensamente basófilo que resulta de la acumulación de ribosomas.
      • El eritroblasto policromatofílico tiene un núcleo de tinción oscura y su citoplasma se tiñe de un color verde grisáceo debido a la acumulación de hemoglobina.
      • En el eritroblasto ortocromático o normoblasto, el núcleo se vuelve más pequeño y oscuro y el citoplasma se vuelve más rosado. La expulsión nuclear ocurre al final de esta etapa a través de una división asimétrica del eritroblasto ortocromático. La porción que contiene el citoplasma y los orgánulos se convierte en reticulocito, mientras que la porción que contiene el núcleo es destruida por los macrófagos.
      • El reticulocito contiene citoplasma, orgánulos citoplasmáticos y muchos ribosomas. Se libera de la médula ósea y se convierte en un eritrocito maduro después de pasar de 1 a 2 días en la sangre periférica.

      La granulopoyesis es el proceso por el cual se desarrollan los glóbulos blancos. La serie mieloide tiene el linaje celular más característico:

      • El mieloblasto se diferencia en un promielocito que se compromete irreversiblemente con la línea celular neutrofílica. Esta célula es grande, con un núcleo redondo grande, nucléolos prominentes y gránulos azurófilos de color púrpura. Estos gránulos son gránulos primarios inespecíficos. Los promielocitos también dan lugar a eosinófilos y basófilos.
      • La etapa de mielocitos se caracteriza por la producción de gránulos específicos secundarios. Los mielocitos pueden variar en tamaño celular y forma nuclear. Contienen tanto los gránulos azurófilos de tinción púrpura como los gránulos específicos de tinción lila. A medida que se desarrollan, disminuyen de tamaño, su núcleo se sangra y hay un cambio hacia gránulos más específicos. También hay una reducción en el número de orgánulos, lo que resulta en una disminución de la basofilia del citoplasma.
      • El metamielocito tiene un núcleo aplanado con cromatina condensada.
      • La célula de banda tiene un núcleo en forma de herradura que es "inmaduro". A medida que continúa el desarrollo, madurará hasta convertirse en un núcleo segmentado con múltiples lóbulos. Entonces será un neutrófilo maduro.

      Eosinophils and basophils undergo sequential stages of differentiation in a very similar manner to those of neutrophils. Their specific granules are also produced during the myelocyte stage.

      The platelet lineage is similar. Large, multilobed promegakaryocytes develop into megakaryocytes, which are the largest cells of the bone marrow (30 to 40 microns). Platelets form through the segmentation of these cells.

      Monocytes develop from promonocytes and lymphocytes develop from prolymphocytes. These elements are difficult to distinguish in normal bone marrow smears.


      28 Aug 2015: The PLOS ONE Staff (2015) Correction: The Gametocytes of Leucocytozoon sabrazesi Infect Chicken Thrombocytes, Not Other Blood Cells. PLOS ONE 10(8): e0137490. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0137490 View correction

      Leucocytozoon parasites infect a large number of avian hosts, including domestic chicken, and cause significant economical loss to the poultry industry. Although the transmission stages of the parasites were observed in avian blood cells more than a century ago, the specific host cell type(s) that the gametocytes infect remain uncertain. Because all the avian blood cells, including red blood cells (RBCs), are nucleated, and the developing parasites dramatically change the morphology of the infected host cells, it has been difficult to identify Leucocytozoon infected host cell(s). Here we use cell-type specific antibodies to investigate the identities of the host cells infected by Leucocytozoon sabrazesi gametocytes. Anti-RBC antibodies stained RBCs membrane strongly, but not the parasite-infected cells, ruling out the possibility of RBCs being the infected host cells. Antibodies recognizing various leukocytes including heterophils, monocytes, lymphocytes, and macrophages did not stain the infected cells either. Antisera raised against a peptide of the parasite cytochrome B (CYTB) stained parasite-infected cells and some leukocytes, particularly cells with a single round nucleus as well as clear/pale cytoplasm suggestive of thrombocytes. Finally, a monoclonal antibody known to specifically bind chicken thrombocytes also stained the infected cells, confirming that L. sabrazesi gametocytes develop within chicken thrombocytes. La identificación de L. sabrazesi infected host cell solves a long unresolved puzzle and provides important information for studying parasite invasion of host cells and for developing reagents to interrupt parasite transmission.

      Citación: Zhao W, Liu J, Xu R, Zhang C, Pang Q, Chen X, et al. (2015) The Gametocytes of Leucocytozoon sabrazesi Infect Chicken Thrombocytes, Not Other Blood Cells. PLoS ONE 10(7): e0133478. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0133478

      Editor: Richard Culleton, Institute of Tropical Medicine, JAPAN

      Recibió: May 8, 2015 Aceptado: June 28, 2015 Publicado: July 28, 2015

      This is an open access article, free of all copyright, and may be freely reproduced, distributed, transmitted, modified, built upon, or otherwise used by anyone for any lawful purpose. The work is made available under the Creative Commons CC0 public domain dedication

      Disponibilidad de datos: All relevant data are within the paper.

      Fondos: This work was supported by the National Natural Science Foundation of China #81220108019, 81271858, and #81201324, by Project 111 of the State Bureau of Foreign Experts and Ministry of Education of China (B06016), and by the Division of Intramural Research, National Institute of Allergy and Infectious Diseases, National Institutes of Health. Los patrocinadores no tuvieron ningún papel en el diseño del estudio, la recopilación y el análisis de datos, la decisión de publicar o la preparación del manuscrito.

      Conflicto de intereses: Los autores han declarado que no existen intereses en competencia.


      Examining a Mammalian Blood Smear

      Obviously we must use extreme caution when handling human blood or blood products because of the risk of transmission of the human immunodeficiency virus (HIV). Unfortunately, the use of human blood in teaching labs is no longer practical, although the concerns are more about liability and insurance rather than actual risk (love those lawyers!). As far as we know, animal blood poses no risk from HIV, and very few blood diseases are transmissible from animals to humans. Laboratory bred animals in particular pose essentially no risk at all.

      Examinations should be made of freshly collected blood samples. Whole human or animal blood that has been treated with an anticoagulant can be maintained under refrigeration for an extended period of time and remain of use for research or for clinical applications. However, after a few hours, the white blood cells begin to clump and to deteriorate. Some information can be obtained after a day or two, but such smears are usually disappointing compared to those of fresh blood.

      Microscopic examination of whole blood begins with the preparation of a smear. A small drop of blood is placed at one end of a very clean glass slide, and the edge of a second slide is drawn across the drop at an angle so that capillary action spreads the drop along the edge. The second slide is then pushed in one smooth motion to the opposite end of the first slide, spreading the drop across the slide to make the smear.

      After the smear has dried it can be stained by applying a liberal amount of Wright's stain with a pasteur pipet. Wright's stain contains red and blue dyes that are acidophilic ('acid-loving') and basophilic ('alkaline-loving'), respectively. Avoid skin contact, since most stains are toxic. The stain is allowed to remain on the slide for about 2 minutes, and more is added if it begins to dry up. After a short dip in buffer and/or a rinse in deionized water, the smear is gently blotted dry with bibulous (absorbant) paper. Incidentally, many students have a problem with common sense - my apologies if this insults your intelligence, but DO remove the sheet of bibulous paper from the book before using it for blotting. Don't simply blot the slide onto the entire book.

      Microscopic examination of formed elements

      Because mammalian red blood cells are biconcave they will not appear as uniform disks in the microscope field. Examination at 400x reveals them to be thin in the center. All of the formed elements should be examined at 1000x using the oil immersion technique in order to make positive identifications and to see the fine detail. The drop of oil should be placed directly on the smear.

      Most leukocytes (white blood cells) are larger than the erythrocytes, and unless the donor had a nasty blood disease, they will be much more scarce. The two major categories of leukocytes are the granulocytes and the agranulocytes, based on the presence of visible cytoplasmic granules in one type and the absence of visible granules in the other. Each major type is further composed of recognizable sub-types based on staining properties of the granules, size of cell, and proportion of nuclear to cytoplasmic material.

      Granulocitos

      The sex of a blood donor can be determined by examining the neutrophils. Human males have only one copy of the X-chromosome, the genes of which are expressed. In human females, only one X-chromosome in each cell is expressed, while the second is condensed, making the alleles it carries inaccessible. The condensed X-chromosome may jut out as a very small but obvious 'lobe' of the nucleus of the neutrophils, called a Barr body.

      Basophils and eosinophils are granulocytes with cytoplasmic granules that stain with basophilic (blue) and acidophilic (red) dyes respectively. Wright-stained basophils are spectacular in appearance, and are usually the rarest of leukocytes. Their granules appear quite large and they stain nearly black, often obscuring the nucleus. The eosinophils, which are often present in large numbers in the presence of a parasitic infection, have numerous red-staining granules.

      Agranulocytes

      Plaquetas

      The stem cells from which red cells and leukocytes are developed are found in the bone marrow. Also in the bone marrow are giant cells called megakaryocytes. Megakaryocytes disintegrate before enter the bloodstream, so that only the fragments, called platelets, remain. When platelets encounter a damaged surface they swell and stick to the surface and each other to form a plug. The plug seals blood vessels, allowing time for the slower clotting process to take place and form a tight seal. Platelets have no pigmentation, and only lightly stain with Wright's stain, so you may need phase contrast to see them.


      Resumen

      1. The complete blood count (CBC) is a laboratory test that, among other things, determines the total number of both leukocytes and erythrocytes per ml of blood.
      2. In general, an elevated WBC count (leukocytosis ) is seen in infection, inflammation, leukemia, and parasitic infestations.
      3. Neutrophils are the most abundant of the leukocytes, normally accounting for 54-75% of the WBCs. Neutrophils are important phagocytes and also promote inflammation.
      4. Eosinophils normally comprise 1-4% of the WBCs. They are capable of phagocytosis but primarily they release their contents into the surrounding environment to kill microbes, especially parasitic worms, extracellularly. They also promote inflammation.
      5. Basophils normally make up 0-1% of the WBCs and release histamine, leukotrienes, and prostaglandins, chemicals that promotes inflammation.
      6. Monocytes normally make up 2-8% of the WBCs and differentiate into macrophages and dendritic cells when they leave the blood and enter the tissue.
      7. Lymphocytes normally represent 25-40% of the WBCs and mediate the specific immune responses.
      8. B-lymphocytes (B-cells) mediate humoral immunity, the production of antibody molecules against a specific antigen, and have B-cell receptors (BCR) on their surface for antigen recognition. Most B-lymphocytes differentiate into antibody-secreting plasma cells.
      9. T-lymphocytes (T-cells) are responsible for cell-mediated immunity, the production of cytotoxic T-lymphocytes (CTLs), activated macrophages, activated NK cells, and cytokines against a specific antigen.
      10. T4-lymphocytes have CD4 molecules and T-cell receptors on their surface for antigen recognition. They function to regulate the adaptive immune responses through cytokine production. Once activated, they differentiate into effector T4-lymphocytes.
      11. T8-lymphocytes have CD8 molecules and T-cell receptors on their surface for antigen recognition. Once activated, they differentiate into T8-suppressor cells and cytotoxic T-lymphocytes (CTLs).
      12. NK cells (natural killer cells) are lymphocytes that lack B-cell receptors and T-cell receptors. They function to kill infected cells and tumor cells.


      Ver el vídeo: Cómo reconocer los síntomas del VIH (Agosto 2022).